Muchos envases utilizados en el ámbito doméstico constituyen los conocidos como aerosoles, o recipientes que utilizan un gas a presión para expulsar su contenido a través de un pulverizador. Algunos como los utilizados en alimentación (nata, aceite, etc.) o higiene (desodorante, espuma de afeitar, lacas o fijadores, etc.) pueden ser depositados, una vez bien vacíos, en los contenedores «amarillos» junto con el resto de envases metálicos, con objeto de asegurar su reciclaje.

Por otra parte, los aerosoles llenos o consumidos sólo parcialmente, en particular aquéllos que contienen productos químicos que pueden ser peligrosos para el medio ambiente (productos de limpieza, insecticidas, productos farmacéuticos, etc.), deben ser separados y depositados en el Ecoparque o puntos limpios, de cara a su tratamiento adecuado y extracción de gases, previo a la recuperación de los metales para su reciclado.

CANTIDAD MÁXIMA PERMITIDA

10 uds./entrega

CÓDIGO LER

15 01 11*

PELIGROSIDAD

Peligroso

TRATAMIENTO MÁS ADECUADO

Reciclado – Eliminación controlada

GESTIÓN REALIZADA EN EL ECOPARQUE

Separación de otros residuos.
Entrega a gestor autorizado.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Más información
Privacidad